Publicidad

A 28 años de su asesinato los priístas ya no lo recuerdan

“Veo un pueblo que sigue con sed y hambre”, a lo mejor eso diría actualmente

José Sarmiento
Martínez de la Torre, Ver.
A 28 años de su artero asesinato, los priístas ya no lo recuerdan a pesar que fue un conocido político sonorense. Luis Donaldo Colosio Murrieta, llegó a ser diputado federal, senador de la república, secretario de Desarrollo Social, dirigente nacional del PRI y candidato a la presidencia de la república de su partido político, pero lamentablemente fue asesinado el 23 de marzo de 1994 en Lomas Taurinas de Tijuana.

Fue un magnicidio que aún estremece a México y aún existen varias incógnitas sobre su asesinato, además de que mexicanos y mexicanas tenían muchas esperanzas de ver un México mejor con su llegada a la presidencia de l república.

Año con año en diversas partes del país y del estado lo recuerdan y le hacen homenaje e incluso en el Senado de la República guardaron un minuto de silencio con motivo de su aniversario luctuoso.

En Martínez de la Torre, los priístas no tienen memoria y ni dirigencia; están jodidos, ni se acordaron o no quisieron acordarse de Colosio, eso a pesar de el principal bulevar de entrada a esta ciudad y una importante colonia de la localidad llevan el nombre de Luis Donaldo Colosio, es más el auditorio del edificio del PRI en este municipio también lleva el nombre de Luis Donaldo Colosio, así que “No digan”, como dicen en mi barrio Colosio merece seguir siendo recordado.

Publicidad

También podría gustarte