Publicidad

Acueducto de Guadalupe: material pétreo, en duda

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó ayer a Excélsior que la empresa a cargo de los trabajos de restauración del monumento histórico conocido como Acueducto de Guadalupe de la Ciudad de México, empleó material pétreo distinto al original, por lo que deberá retirarlo.

Esto derivado de una visita de inspección que los expertos del INAH realizaron a dichas labores de restauración como parte del Programa Nacional de Recuperación (PNR), a causa de los sismos de 2017.

“El pasado 16 de diciembre de 2022, especialistas del INAH realizaron una visita de inspección (al monumento histórico). En ésta se observó que la empresa a cargo de los trabajos está utilizando material pétreo (tezontle) distinto al que compone la fábrica original del acueducto, específicamente para realizar remamposteos y rajueleados entre la mampostería de piedra.

“Por lo anterior, el Instituto le notificó (a la empresa) que deberá procederse al retiro de las piedras de tezontle ya colocadas y sustituirlas por piedras que sean similares al material pétreo original, acorde con los criterios de intervención en materia de monumentos históricos inmuebles, con el fin de garantizar la integridad y conservación de este monumento histórico”, expresó la dependencia.

Y aseguró que, “a partir de dicha notificación, la empresa se comprometió a realizar puntualmente los trabajos adecuados en materia de conservación y reestructuración”, ante lo cual la dependencia realizará una nueva visita de inspección la próxima semana.

En días pasados, vecinos de la zona alertaron a este diario sobre el posible uso de cemento en el remozamiento de dicho monumento, debido a la apariencia blancuzca de los aplanados.

exp-player-logo
Sin embargo, durante un recorrido realizado por
Excélsior, trabajadores que ejecutan las labores de restauración aseguraron que no se utiliza ningún tipo de adherente que no haya sido autorizado por el INAH, por lo que sólo emplean cal y arena para dicho recubrimiento.

Y aclararon que la coloración proviene de la misma cal, por lo que en los siguientes días buscarán un pigmento natural para darle una tonalidad más similar a la original.

Ubicado en la zona norte-noroeste de la Ciudad de México, el Acueducto de Guadalupe fue edificado entre 1743 y 1751 para llevar agua al Santuario de Guadalupe, el cual fue declarado monumento histórico el 7 de abril de 1982.

Publicidad

También podría gustarte