Asaltan a una señora en la puerta de su casa en el fraccionamiento Reforma de Boca del Río

Boca del Río, Ver.- Este lunes un delincuente asaltó a una señora en la puerta de su residencia en el fraccionamiento Reforma de la zona conurbada, ella se tuvo que defender hasta caer en el suelo, sus familiares le prestaron auxilio y el agresor escapó ante la ausencia de la Policía Municipal, mientras Hugo Gutiérrez, titular de Seguridad Pública sólo hace alarde de los operativos que realiza, pero la incidencia delictiva va a la alta.

Los instantes del violento robo fueron captados por una cámara de seguridad, con claridad se observa como un desconocido llega hasta el domicilio en las calle de Balboa entre los paseos George Washington y José Martí, cerca de una caseta de Policía Estatal.

Aproximadamente a las 2:30 de la tarde de este día se registró el suceso, las imágenes del video muestran que el ratero es claro, delgado y de unos 30 años, anda vestido con una camisa rosada de manga larga, un pantalón a cuadros rojo con blanco, y carga una mochila verde.

Sorprende a la propietaria que está parada en la puerta del inmueble a punto de salir, al notar su actitud sospechosa ella intenta cerrar en seguida, pero el asaltante se lo impide con su cuerpo, entonces empuja hasta jalar su bolso de mano y forcejean por su posesión.

La víctima del atraco resbala en la entrada mientras pide auxilio, sus gritos alertan a sus familiares que acuden en su ayuda, echan fuera al hombre que sale a la carrera para escapar con el botín, y desaparece tomando una trayectoria no identificada.

Se dio parte del hecho de inseguridad al Servicio de Atención por Llamadas de Emergencias 911, el auxilio de las patrullas llegó demasiado tarde, a pesar de las Casetas Reactivadas por el Ayuntamiento boqueño, y que cerca de esa dirección está la caseta de Policía Estatal del paseo Martí y la calle España.

Usuarios en redes sociales y vecinos de la zona comentan que “es preocupante lo que está pasando a diario”, coinciden en que la conurbación está en manos de la delincuencia, tal parece que ninguna autoridad puede garantizar la tranquilidad de la ciudadanía.

También podría gustarte