Beneficios del té de alcachofa

México.– Los remedios naturales puede ser perfectos para tu salud e incluso bajar de peso. Hoy te enseñamos a preparar el té de alcachofa y te decimos todo lo que tienes que saber para decidir si debes o no tomarlo.

¿QUÉ ES LA ALCACHOFA?
La alcachofa es una hortaliza, conocida como cardo en tiempo de los egipcios, compuesta por diferentes hojas de color verde.

Originalmente proviene del mediterráneo occidental, específicamente Etiopía, pero con el paso de los años y las conquistas se fue popularizando su consumo, así como su uso medicinal y se llevó a diferentes países, principalmente a regiones con climas templados. Actualmente Italia es el productor principal.

COMPUESTOS DE LA ALCACHOFA

  • Agua
  • Hidratos de carbono
  • Inulina
  • Fibra
  • Minerales (sodio, potasio, fósforo, calcio y magnesio)
  • Vitamina (B1, B3 y C)
  • Enzimas y aminoácidos (pepsina, quimosina y paraquimosina)
  • Flavonoides
  • BENEFICIOS DEL TÉ DE ALCACHOFA
    Aunque la alcachofa es perfecta para preparar toda clase de platillos como sopas, ensaladas o guisados una de las formas más populares para aprovechar sus propiedades medicinales es infusionada, ya que esto ayuda a conservar la mayoría de sus nutrientes. A continuación te presentamos todas las razones por las que es bueno tomar té de alcachofa:

    • Ayuda a combatir la hipertensión, los componentes de sus hojas son perfectos para reducir la presión arterial.
    • Es una fuente de antioxidantes, los cuales protegen todo el cuerpo del daño de los radicales libres y combaten el estrés oxidativo.
    • Resulta excelente para mantener el colesterol controlado, al igual que los triglicéridos y así prevenir enfermedades cardiovasculares.
    • Tiene propiedades digestivas, ayuda a regular el estreñimiento y diferentes malestares estomacales.
    • Es diurético, mejora la función renal, ayuda a eliminar las toxinas y evita la retención de líquidos en el cuerpo, por lo que actúa como un laxante natural que puede acelerar la pérdida de peso.
    • Es muy bueno para promover la producción de bilis en el hígado, por lo que se recomienda en el tratamiento de enfermedades como gota, artritis y enfermedades hepáticas.
    • Gracias a su alto contenido de fibras vegetales, absorbe el agua del estómago y da una sensación de saciedad por más tiempo. Este nutriente, también ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre y promueve la digestión de las grasas.
    • ¿CÓMO HACER TÉ DE ALCACHOFA?
      Existen dos formas de prepararlo, la primera es hirviendo la cabeza completa de la alcachofa, pero la más recomendada es la siguiente:

      • Separa 20 gramos de hojas frescas de alcachofa y lávalas bien.
      • Pon a hervir una taza de agua (250 ml).
      • Agrega las hojas de alcachofa, deja hervir durante 10 minutos.
      • Retira del fuego y deja reposar por 5 minutos más.
      • Después de que se enfríe un poco, cuela las hojas y sirve.

      ¡OJO!
      Los efectos de té de alcachofa pueden variar de persona a persona, por lo que para saber las cantidades exactas en las que puedes tomarlo, debes consultar a tu médico, especialmente si tu propósito es bajar de peso. Algunas de los efectos secundarios incluyen reacciones alérgicas, hinchazón abdominal y diarrea.

También podría gustarte