Publicidad

Biden autorizan acelerar las deportaciones

Funcionarios de EU en la frontera tienen facultades para aprobar o rechazar las solicitudes de asilo

El gobierno del presidente Joe Biden publicó una nueva norma migratoria que otorga facultades a los funcionarios del Servicio de Ciudadanía e Inmigración para que aprueben o rechacen solicitudes de asilo y con ello se aceleren las deportaciones de miles de indocumentados que llegan a la frontera con México.

Hasta ahora, sólo las cortes migratorias tenían las facultades de resolver las solicitudes de asilo para la gente que llega a la frontera, lo que hacía que los migrantes esperaran meses, incluso años, para asistir a una audiencia ante un juez. Por su parte, los funcionarios de inmigración sólo podían realizar los exámenes iniciales y brindar ayuda humanitaria.

Con la medida, el gobierno de Biden pretende aliviar la presión sobre las cortes migratorias, que de acuerdo con datos de Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC), acumulan más de un millón 700 mil solicitudes de asilo sin resolver. Pero además, acelerar la deportación de los migrantes que se han apegado al programa Quédate en México y que esperan en la frontera de nuestro país a ser llamados ante una corte migratoria.

“Se trata de construir un sistema de asilo más funcional y sensato para garantizar que las personas elegibles reciban protección más rápidamente, mientras que las que no son elegibles sean expulsadas rápidamente”, reconoció el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, tras el anuncio de la medida.

La Organización de las Naciones Unidas estima que desde que el expresidente Donald Trump instauró el programa Quédate en México, más de 72 mil personas han sido obligadas a esperar en nuestro país por una respuesta a su petición de asilo.

La medida ha provocado que los refugios para migrantes en el norte de México se encuentren saturados, haciendo que los campamentos improvisados con hules se hayan multiplicado.

Publicidad

También podría gustarte