Bodour Al Qasimi habla sobre la pandemia, tecnología y los derechos de las mujeres

Bodour Al Qasimi, jequesa de Sharjah, país invitado de honor a la 36 edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, dio una entrevista a Excélsior en donde abordó temas como la tecnología, la pandemia y los derechos de las mujeres. Éstas son las palabras de la también expresidenta del International Publishers Association (IPA) (Asociación Internacional de Editores).

Bodour Al Qasimi: Estoy muy feliz de estar en México, en Guadalajara,  porque este año Sharjah, mi ciudad natal, es invitada de honor. Es una hermosa experiencia, porque es mi primera vez en Guadalajara y estoy impresionada, primero que nada, por el tamaño de la feria, es la más grande de América Latina. Mire a la gente, están consumiendo libros e interesada en leer, lo cual es una gran señal para los editores, como yo. Significa que los libros están en tendencia.

PBR: Es impresionante que los libros puedan atraer a la gente, en especial en tiempos en los que los teléfonos inteligentes y los videojuegos parecen ser lo más relevante.

BAQ: Totalmente, creo que como editores debemos trabajar mucho para asegurarnos de que los libros sean interesantes, especialmente ahora que competimos con otros factores como Netflix o videojuegos y ahora que la gente consume libros y materiales en otros formatos. Tenemos que estar a la vanguardia. Asegurarnos de que los libros y contenidos sean interesantes para los jóvenes.

PBR: El libro, como lo conocemos existe desde hace 500 años o más. ¿Qué piensa de las plataformas digitales? ¿En algún momento van a reemplazar al libro físico o impreso?

BAQ: Es una pregunta interesante que en algún momento tendremos que plantear. La transformación digital es parte de mi trabajo en IPA. Creo que es muy importante  adoptar la tecnología y que puede ser usada como una herramienta poderosa, si sabemos cómo adoptarla, que seamos capaces de llevar el libro a mayores audiencias. null

La transformación puede ser muy útil, así como alcanzar a más lectores que prefieran escuchar libros, para quienes prefieran leer en una pantalla o descargar y comprar libros en una plataforma o ser capaces de tener un ejemplar físico.

Debemos abrir nuestras mentes a las posibilidades que están ahí y usarlas a nuestro favor.

PBR: Sé que Sharjah se ha convertido en un lugar importante para la preservación de los documentos físicos muy antiguos, ¿existe el temor de que muchos de los documentos digitales se pierdan por cambios en las plataformas?

BAQ: Creo que es lo contrario. Tenemos muchas librerías en Sharjah y muchos manuscritos antiguos, y no todos pueden acceder a ellos. A veces tenemos que resguardarlos en cuartos a prueba de humedad y asegurarnos de que nadie los toque. La tecnología digital nos permite asegurarnos que la gente tenga acceso a ellos. En nuestro stand de Guadalajara tenemos una colección de manuscritos antiguos traídos de
Sharjah, de la House of Wisdom (Biblioteca Casa de la Sabiduría). No queremos que la gente tenga acceso a los ejemplares físicos, así que tenemos un código QR y se puede usar el teléfono para escanear el código y mirar los documentos.

La tecnología nos ayuda a acceder a la información que está fuera de nuestro alcance. Lo importante es preservar los manuscritos antiguos para las próximas generaciones y usar la tecnología para hacerlos accesibles y que lleguen a una mayor audiencia.

PBR: Cambiando de tema, ¿cuál es el efecto de la pandemia en la lectura?

BAQ: Tenemos algunos reportes interesantes de nuestros miembros en el mundo relacionados con la pandemia. Hubo una cultura de la lectura muy fuerte, una buena infraestructura de la lectura digital aumentó con la pandemia, porque la gente tenía tiempo libre, le dieron prioridad a la lectura y tenían acceso a los libros cuando las librerías estaban cerradas. En mercados donde no había una fuerte infraestructura digital, los niveles de lectura bajaron. Es un análisis al que llegamos en la International Publishers Association.

PBR: ¿Cree que esto tendrá efecto en ampliar la brecha entre quienes ya tienen el hábito de la lectura y aquellos que no pueden?

BAQ: Totalmente, es muy importante para nosotros, especialmente durante mi cargo como presidenta de la IPA, que nadie se quedara atrás. Asegurarnos que todos nos recuperáramos al mismo ritmo y que tuviéramos las herramientas para alcanzar a nuestros lectores y ser capaces de tener acceso a los libros en cualquier lugar del mundo en el que nos encontráramos.

PBR: ¿Qué hubiéramos hecho sin libros en la pandemia?

BAQ: Creo que hubiera sido muy difícil. Los libros dieron consuelo a las personas que no tenían acceso a la compañía de su familia o amigos. Ayudaron a las personas a pasar un momento difícil. 

PBR: Usted fue la primera mujer árabe en presidir la IPA y la segunda en general. ¿Este hecho influye en su trabajo?

BAQ: Sí, influye mucho. Primero hablemos de que fui la segunda mujer en 126 años en el cargo. Sentí una gran responsabilidad de cambiar eso para el futuro, cuando veo la industria editorial y veo aquí en la FIL a muchas mujeres trabajando en la industria, hay editoras, diseñadoras, ilustradoras, muchas de ellas son también escritoras.

PBR: Y las lectoras.

BAQ: Y ¿por qué no están ascendiendo a las posiciones de liderazgo? Quiero explorar eso a través de mi trabajo en IPA. Y creé una organización llamada Publish her (Publíquenla a ella), que es un grupo informal de
networking de mujeres editoras para ayudarse entre ellas a posiciones de liderazgo, porque cuando las mujeres están en la mesa de decisiones, hay una variedad distinta de libros publicándose. Libros que les interesan a las mujeres, con personajes femeninos fuertes, y eso es importante.

Y, después, ser del mundo árabe fue el segundo obstáculo, porque había estereotipos negativos contra los árabes en general, y en especial contra las mujeres árabes. Y quería desmitificar eso a través de mi trabajo, porque parece que me estaba bloqueando el camino, la gente automáticamente asumía cosas diferentes de las que veían en los medios sobre las mujeres árabes. Así que para mí era importante traer más diversidad e inclusión en la IPA a muchos miembros de África y Oriente Medio que no estaban representados.

PBR: Una pregunta no relacionada con su trabajo como editora. Muchas mujeres están luchando por el derecho a vestirse como quieran. ¿Cuál es su punto de vista sobre lo que está
ocurriendo en Irán?

BAQ: Es muy triste lo que está pasando en Irán y mando mi solidaridad y apoyo para mis hermanas en Irán, porque es muy importante para las mujeres ejercer su libertad, decidir su vida y es una situación muy difícil. Les deseo todo lo mejor para superarlo. 

PBR: ¿Cuánto interés en el mundo árabe hay por la literatura latinoamericana y viceversa?

BAQ: Hay un gran apetito, yo diría, por la literatura latinoamericana en el mundo árabe. Creo que el mundo árabe necesita más traducciones porque, como dije en mi discurso de apertura en la FIL Guadalajara, las traducciones abren los corazones y las mentes, nos ayudan a aceptarnos unos a otros, a entendernos más. Necesitamos más traducciones, especialmente de Latinoamérica. Veo muchas similitudes entre árabes y latinoamericanos en los valores, en el estilo de vida, en la forma en que están conformadas las familias. Se trata de construir puentes a través de las editoriales.

Estamos traduciendo a muchos escritores mexicanos y latinoamericanos al árabe y viceversa.

PBR: Autores como Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa o Carlos Fuentes, ¿qué tan conocidos son en el mundo árabe?

BAQ: Son conocidos en los espacios literarios, tal vez las nuevas voces
deben ser traducidas también y creo que ahí es donde podemos crear un mayor diálogo.

PBR: ¿Cree que hay suficientes traductores para cumplir con este trabajo?

BAQ: Sí, creo que hay muchos, especialmente en Latinoamérica. He tenido el privilegio de visitar Argentina, Colombia, Brasil, y hay una gran comunidad árabe viviendo ahí. Se están creando más oportunidades para que haya más trabajos de traducción de una lengua a otra.

PBR: Decía que hay temas comunes, entre el mundo árabe y Latinoamérica. 

BAQ: Sí lo creo. Especialmente al ser invitados de honor aquí. Hoy en la mañana noté que el invitado de honor tiene bandas en vivo tocando aquí, y es conmovedor ver cómo las bandas mexicanas se unen a celebrar la cultura con un corazón tan abierto. Hemos sido invitados de honor en muchas ciudades, pero es la primera vez que veo este tipo de colaboración y cercanía entre las culturas.

PBR: Tiene un interés en los niños, en especial niños en posiciones vulnerables, ¿de qué manera los libros pueden ayudar?

BAQ: Es una pregunta interesante y me llega al corazón. A través de mi trabajo editorial, publico libros en árabe y me he preguntado cómo me acerco a los niños que están en campos de refugiados o a los niños en comunidades vulnerables. Creé mi fundación Kalimat, donamos libros, son libros nuevos hermosamente ilustrados para los campos de refugiados, donde los niños viven en crisis y a través de nuestro trabajo podemos darles la posibilidad de imaginar un futuro mejor, soñar con algo diferente para sus vidas y su futuro, y a través de los libros se puede darles eso: alas para volar.

PBR: ¿Qué se necesita para avanzar en la lectura infantil?

BAQ: Es importante para nosotros enfocarnos en la educación, porque en este punto la educación en muchas partes del mundo se está rezagando. Hacemos mucho trabajo en África también, con mi trabajo en IPA, estoy construyendo bibliotecas para que los niños tengan acceso a los libros. Es importante que los niños tengan acceso a grandes historias desde jóvenes. Aquí en México es genial porque tienen muchas bibliotecas, esta gran Feria del libro, pero en otras partes del mundo es otra historia.

También podría gustarte