Publicidad

Carlos Gámez embajador del Banco de Tapitas

Excelente trabajo social a favor de niños y niñas enfermos de cáncer

José Sarmiento Morales
Martínez de la Torre, Ver.
Recolectar tapitas y hacerlas llegar al “Banco de Tapitas” debe convertirse en un hábito y ser un modo de vida para ser solidarios y empáticos con niños y niñas enfermos de cáncer.
Así lo expresó Carlos Gámez Paredes, embajador distrital del Banco de Tapitas, quien puntualizó que se trata un tema de conciencia social, en el que podemos involucrarnos todos y todas, desde niños, jovenes y adultos.
Comenzar a recolectar tapitas desde la casa, escuela o en trabajo, ir acumulando las taparroscas y luego llevarlas a los centros de acopio.
Gámez Paredes logró reunir a un buen número de empresarios, prestadores de servicios y profesionistas, quienes se comprometieron a ser multiplicadores de esta recolección de tapitas para que sean toneladas de estos plásticos las que se logren enviar al Banco de Tapitas.
Sumados a este trabajo el empresario hotelero Antonio Justo Quiroz, quien ha instalado un centro de acopio de tapitas en el hotel Casa Blanca; así como también el empresario restaurantero Anselmo Ramos Capitaine, quien hará lo propio en el municipio de Tecolutla.
La doctora Scarlett Lara, representante y fundadora del Banco Nacional de Tapitas fue la encargada de tomarle la protesta a los nuevos
embajadores de este banco de tapitas, quienes se han comprometido a comenzar a recolectar las tapitas.

Publicidad

También podría gustarte