Publicidad

¿Cómo marchan las cartas de Morena?

Hora cero

Luis Alberto Romero 

Al menos tres posibles aspirantes de Morena al gobierno de Veracruz han pisado el acelerador desde inicios del presente año: el secretario de Educación, Zenyazen Escobar, lleva a las diferentes regiones de la entidad cursos enfocados a padres de familia y talleres para el control de emociones; el delegado Manuel Huerta recorre la entidad inaugurando las sucursales del Banco del Bienestar; y Sergio Gutiérrez organiza la estructura de apoyo al titular de Segob, Adán Augusto López en el marco de la sucesión presidencial. 

La secretaria de Energía del gobierno federal, Rocío Nahle, recibió desde la Presidencia oxígeno puro en los días recientes, al utilizar dos ventanas de proyección nacional: la participación en la conferencia mañanera de López Obrador, el pasado jueves; y en el multitudinario evento celebrado en el Zócalo capitalino, en el marco de la celebración del 85 aniversario de la expropiación petrolera. 

Durante la conferencia de la mañana del jueves, el mandatario aclaró que Nahle y Octavio Romero “no son ratas, no son corruptos”, sino servidores que han ayudado a enderezar a Pemex. Fue un espaldarazo muy al estilo de López Obrador. 

En los días recientes, Nahle García intensificó su interlocución no sólo con los grupos internos de Morena, como lo demuestra su reunión en Catemaco con el gobernador Cuitláhuac García y parte del gabinete estatal, sino con la cúpula del Partido Verde. 

Zenyazen Escobar no tiene la proyección nacional de la titular de la Sener, pero compensa esa aparente desventaja con un trabajo que le permite contar con una mayor cercanía con la gente. En 2022, el secretario de Educación de Veracruz recorrió todas las regiones de la entidad; anunció obras de mejoramiento de la infraestructura educativa y encabezó un esfuerzo por brindar certeza jurídica a los planteles, con el programa “Escuela garantizada, escritura garante”, que ha beneficiado a más de mil instituciones de todo el estado. 

Este año, Escobar García registra un ritmo de trabajo impresionante: ha establecido contacto con más de 10 mil padres de familia, a través de los talleres “Escuela para padres”. En el más reciente evento, celebrado el jueves en Espinal –región del Totonacapan–, participaron mil 500 personas. 

Otro actor político importante al interior de Morena en Veracruz es el delegado federal de programas, Manuel Huerta, quien inició el año con una intensa gira para inaugurar las 252 sucursales del Banco del Bienestar.  

Veracruz cuenta con un padrón de más de dos millones de beneficiarios de programas sociales; y ahí radica la principal fortaleza de Huerta Ladrón de Guevara: el control de un ejército de Servidores de la Nación, que podrían convertirse en los principales promotores de la imagen del Gobierno Federal, de la Presidencia… y del propio delegado. 

Como diputado federal, Sergio Gutiérrez no lleva programas federales ni dispersa apoyos; tampoco anuncia obras o inversiones; su trabajo es más bien de organización política y desde que dejó la presidencia de la Mesa Directiva en la Cámara de Diputados se ha centrado en la promoción del titular de la SEGOB, Adán Augusto López. 

Gutiérrez Luna es representante de Morena ante el órgano electoral y desde esa posición ha tenido una contribución importante en la defensa del voto de la 4T.  

Hoy, dado el alto nivel de aceptación de Morena en el estado, con cualquier candidato este partido es favorito en la carrera por la sucesión veracruzana. No importa si postula a Rocío Nahle, Zenyazen Escobar, Manuel Huerta, Sergio Gutiérrez, Eric Cisneros o a Gómez Cazarín, esta fuerza política, con el estandarte del lopezobradorismo, será protagonista en 2024. @luisromero85

Publicidad

También podría gustarte