Publicidad

Conviven artistas y espectadores; abre la Zona Maco

Un monumental torso de mujer, cuya piel evoca “la dualidad de una frialdad casi metálica y la sensualidad del cuerpo femenino”, recibe a los visitantes en una de las entradas a Zona Maco, la
feria de arte contemporáneo más importante de América Latina, que se inauguró ayer.

Esta obra del artista plástico mexicano Arnaldo Coen (1940), titulada Que abre otro misterio, que integra diversos dibujos de formas geométricas, representa el regreso del integrante de la Generación de Ruptura a la exploración de torsos femeninos, práctica que realizó durante varios años.

“El torso femenino es como un soporte para mí. Dentro puedo poner algo abstracto o figurativo y lo puedo trabajar con absoluta libertad”, comenta Coen en entrevista. “En mi obra siempre está presente la silueta del cuerpo femenino. El torso significa posibilidad de experimentación. Cada uno es una nueva experiencia”, agrega el creador.

Risueño, amable, apoyado en una andadera para caminar, Coen saludaba ayer a quienes visitaban la Galería LS, que exhibe su trabajo al lado de piezas de pintores de la talla de José María Velasco, Ricardo Martínez, Rufino Tamayo, Pedro Coronel y Francisco Toledo.

 

Coen, que ha dado vida a unas 50 obras que recrean al prócer revolucionario Emiliano Zapata, adelanta que experimentará de nuevo con esta figura y buscará este año reunir en una exposición a Todos los Zapatas.

De hecho, fue la presencia de los artistas, como Coen, Betsabeé Romero y Gabriel Kuri, entre otros, lo que caracterizó el primer día de la vigésima edición de Zona Maco que, tras una breve ceremonia de corte de listón, en la que participaron Zélika García, la directora fundadora, y los coordinadores de las áreas, dio paso a la entrada de un público joven y familiar.

Con el lanzamiento del Premio Erarta Foundation Zona Maco Art Prize, dotado con 100 mil dólares, para un artista y su galería, y del programa FORMA, Zona Maco se llevará a cabo hasta el domingo 11 de febrero en el Centro Citibanamex.

Unas 212 galerías de 25 países se encuentran distribuidas en las áreas: Arte moderno, Arte contemporáneo, Fotografía, Diseño y Salón de Anticuarios, que ayer lucían llenas.

Por su parte, la artista visual Betsabeé Romero presentó en la YAM Gallery una pieza de reciente creación: un penacho de plumas de paloma blanca, con figuras de hojas de olivo y pequeños manchones de sangre.

“La hice a partir de la tradición del arte plumario. Evoca el poder indígena, de la tierra. Son plumas de paloma intervenidas con tinta. Son plumas de la paloma de la paz herida”, comenta la creadora en entrevista, al aludir a la violencia y la inseguridad de la sociedad mexicana.

Diptych Fine Arts fue otro espacio que atrajo varias miradas de coleccionistas y espectadores, debido a las piezas de dos artistas internacionales: el espejo Sin título (2007), del indio Anish Kapoor, y Cráneo (2010), del británico Damien Hirst.

Asimismo, el pintor y escultor colombiano Fernando Botero (1932-2023), fallecido el pasado 15 de septiembre, estuvo muy presente en la vigésima Zona Maco; pues al menos cuatro galerías exhiben tres o cuatro de sus obras, muy seguidas por el público.

El Museo de Bogotá presenta de Botero las pinturas Familias protestantes (1969) y El eslabón perdido (2016); y las esculturas Bailarines desnudos (2012) y Caballo pequeño (2014).

Gallery Art of the World ofrece el óleo Family with Parrot (2018) y la escultura Horse (1990), de Botero. Además de dos cuadros del ecuatoriano Oswaldo Guayasamín.

Y Duque Arango Gallery, de Medellín, luce en sus muros La estocada (1986), de Botero, y Rapto de Europa (1991). Sin dejar atrás dos pequeñas esculturas negras de Leonora Carrington: La madre de las lobas y El sueño del fuego, ambas de 2011.

Finalmente, la Galería Kurimanzutto reúne lo más destacado del arte contemporáneo mexicano, con piezas de Damián Ortega, Daniel Guzmán y Abraham Cruzvillegas, entre otros.

Con restaurantes, cafeterías y zonas de descanso en medio de las galerías, Zona Maco invita a largos y placenteros recorridos.

Publicidad

También podría gustarte