Publicidad

Estas avenidas, de gran riesgo para peatones en Xalapa

Personas no usan puentes peatonales ni respetan las paradas; conductores aceleran y evitan la señalética

La temeridad de algunos peatones, las prisas y el exceso de velocidad de algunos automovilistas puede resultar en una combinación mortal en algunas zonas de Xalapa. Una de ellas es la ubicada a un costado de plaza Crystal, en el cruce de la calle Lázaro Cárdenas con Antonio Chedraui Caram e Independencia, donde apenas el martes de la semana anterior un hombre perdió la vida al ser arrollado por un autobús.
En ese punto, justo debajo del puente Bicentenario, decenas de personas cruzan de manera incorrecta a escasos metros del cruce peatonal. Ya sea con rumbo a la plaza o en sentido contrario, los peatones cortan camino en este punto teniendo que “torear” a los vehículos que vienen derecho por Lázaro Cárdenas, los que dan vuelta en U y los que vienen de Chedraui Caram y se incorporan a Lázaro Cárdenas.

A la imprudencia de algunos ciudadanos se suma la falta de educación vial de automovilistas que se rehúsan a ceder el paso, conducen a exceso de velocidad o se incorporan sin voltear a ver si vienen personas a pie por la zona.
“Son unos metros más pero si vienes con prisa o cargando bolsas del super si hacen la diferencia”, asegura la señora María Teresa.

La adulta mayor reconoce que se trata de un punto con cierto peligro para cruzar aunque detalla que ella espera a que los vehículos sean detenidos por el semáforo para pasar rápidamente.
“Yo siempre me fijo y busco que me vean porque sé que ya a mi edad es más difícil correr o esquivar los coches pero trato de ser muy cuidadosa”, reitera.
Sin embargo, aunque el peatón tenga cuidado al cruzar, el exceso de velocidad de algunos vehículos puede jugarle una mala pasada. Y es que, de acuerdo a José, vecino de la zona, en este punto de Lázaro Cárdenas los automovilistas circulan muy rápido y no siempre ceden el paso o respetan las rayas amarillas marcadas del cruce peatonal. “Nunca falta el que quiere ganarle al alto y que en lugar de ir disminuyendo la velocidad con el amarillo manejan más rápido. Incluso yo cruzando por las rayas me ha pasado que no las respetan y hay que correr”, lamenta.

A unos metros de ahí, sobre la misma avenida Lázaro Cárdenas, la zona que conecta a las avenidas Américas y Maestros veracruzanos también representa un problema para quienes la recorren a pie. Y es que, aunque la señalética detalla los pasos peatonales, estos no siempre son respetados por los automovilistas.

Mientras los más osados atraviesan cuando no vienen vehículos cerca, otros prefieren caminar incluso una cuadra para poder atravesar con semáforo.

PIDEN MANTENIMIENTO AL PUENTE PEATONAL

Usado por miles de personas que cruzan ambos lados de la avenida Lázaro Cárdenas, el puente peatonal ubicado a la salida de plaza Cristal y la sede del Poder Judicial requiere de mantenimiento.
De acuerdo a xalapeños se trata de la única posibilidad de cruzar en este punto de la avenida. Es este uso el que ha generado daños que requieren ser atendidos por las autoridades. Y es que, aunque la lámina del puente se encuentra en buen estado, las dos secciones de escaleras presentan huecos o partes de la lámina salidas.
A esto se le suma el hecho de que en los escalones han perdido el antiderrapante, por lo que en días de lluvia se vuelven un peligro para personas, sobre todo para niños, personas de la tercera edad y aquellas con complicaciones motrices.

PARADA DEL AUTOBÚS, UN CAOS

Aunque ya fue deshabilitada, la antigua parada de autobús, ubicada justo debajo del puente peatonal de plaza Crystal sigue siendo usada.
En este punto, cientos de personas se aglomeran y, junto a los puestos ambulantes, hacen complicada la circulación. En horas pico es común ver gente circulando por el arroyo vehicular debido a que entre los negocios y la gente esperando el autobús llenan la banqueta.

Mientras esto sucede, a unos metros de ahí, la parada habilitada de manera formal se encuentra vacía. Las pocas personas que tratan de usarla se dan cuenta que los autobuses no atienden a su llamado, por lo que regresan a la parada suprimida.

De acuerdo a los peatones, esta parada de autobús es más “práctica” ya que queda justo en el acceso al centro comercial. Sin embargo, reconocen que sí es un punto “caótico” ya que es justo ahí donde se han establecido vendedores ambulantes y semifijos que ocupan buena parte de la banqueta.
Aunado a las más de 10 rutas de camiones que circulan en este punto de la ciudad, en esta parada suelen hacer sitio algunos taxis en espera de pasaje. Esto complica aún más el tránsito por uno de los sitios con mayor movimiento de peatones de la ciudad.

Publicidad

También podría gustarte