Evita el efecto rebote, te decimos cómo

México.- Hoy te compartimos unos buenos tips para que puedas llegar más fácil a tu meta y puedas bajar de peso sin sufrir el también llamado efecto yo-yo. ¡Toma nota!

¿Qué es el efecto rebote?
Es cuando recuperas el peso que habías perdido después de hacer dieta y ejercicio en un plazo corto de tiempo. E incluso, puedes llegar a tener más peso del que tenías antes de comenzar el nuevo régimen alimenticio.

¿Por qué ocurre? Pueden ser varias causas, y una de las principales causas es nuestro organismo. ¡Así es! Nuestro propio cuerpo es el que nos llega a traicionar.

Lo que ocurre es que el cuerpo pone en marcha mecanismos para compensar el periodo de restricción que ha sufrido. Es decir, cuando el cuerpo detecta una disminución de la ingesta de calorías o nutrientes, diferente a la que está acostumbrado, reacciona.

El organismo comienza a funcionar con lo mínimo y almacena el resto, por si fuera necesario. Primero, comienza a deshacerse de agua, de modo que los primeros kilos que se pierden no son más que líquido retenido.

Posteriormente, tira de masa muscular que se pierde al extraer el cuerpo nutrientes del músculo. Tanto el agua como la masa muscular pesa, por eso se nota un descenso en la báscula.

Sin embargo, y para mala suerte nuestra, esto no significa que hayamos eliminado la grasa de la que tanto queremos deshacernos.

Tips para evitar el efecto yo-yo
Siempre es bueno volver a intentar y no debes desanimarte. Aquí te compartimos estos tips para que tus esfuerzos no sean en vano:

  • Tu dieta debe ser supervisada: el efecto rebote, en muchas ocasiones, se debe a que seguimos dietas milagro poco efectivas. Lo mejor es ir con un nutriólogo que te dé las mejores pautas para una dieta efectiva.
  • Pérdida de peso progresiva: no es sano que las personas pierdan peso de manera abrupta, pues puede ser perjudicial para la salud. Lo más sano es perder peso poco a poco.
  • No pases hambre: una dieta no implica sufrir hambre, más bien, sentirte satisfecho y evitar comer de más. De lo contrario, podría aumentar la ansiedad o la apetencia por alimentos que no están dentro de tu régimen alimenticio.
  • Haz ejercicio: este tienes que practicarlo estés o no haciendo una dieta, así evitarás enfermedades y volver a subir de peso.
  • Sigue un régimen alimenticio: después de la dieta, no significa que ya puedes descontrolar tu alimentación y las cantidades que consumas. Pregunta a tu nutriólogo que régimen puedes seguir para mantenerte saludable y con un peso ideal.
También podría gustarte