Publicidad

Expertos atribuyen a “error humano” tragedia aérea en Nepal con 72 muertos

Un “error humano” causó la tragedia del vuelo 691 de Yeti Airlines, que se estrelló poco antes de aterrizar en un aeropuerto nepalí con 72 viajeros hace exactamente un mes, según las conclusiones preliminares de una investigación internacional.

Las hélices de la aeronave comercial, un ATR 72-500 fabricado por empresa franco-italiana ATR, fueron puestas en paso de bandera lo que provocó que el avión se detuviera y finalmente se estrellaracausando la muerte de las 72 personas a bordo, reveló hoy el informe de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

el sistema en paso de bandera o “emplumado” permite al piloto detener la propulsión de la hélice durante el vuelo. En el caso del ATR 72-500 de la aerolínea nepalí, el abanderamiento fue puesto en las hélices de los dos motores.Ambos motores perdieron potencia. Fue un error humano”, dijo Buddhi Sagar Lamichhane, miembro secretario del comité de investigación formado por el Gobierno.La aeronave se estrelló el 15 de enero pasado, veinte minutos después de despegar de Katmandú, cuando se dirigía al aeropuerto del distrito de Pokhara, un centro turístico muy popular del país.Con una ruta estimada de menos de media hora, el siniestro ocurrió cuando el avión intentaba aterrizar en su destino. Este era el tercer vuelo de los tripulantes ese día, que habían cubierto antes la ruta Katmandú-Pokhara, y Pokhara-Katmandú.La investigación “no ha reportado fallos en el motor”, aunque todavía hay muchos factores que analizar ampliamente antes de hacer público el informe final, indicó Lamichhane.s“Los investigadores estamos analizando la razón detrás del emplumado de ambas hélices”, añadió.De acuerdo con el informe, el vuelo fue operado por dos capitanes: uno de ellos estaba en proceso de familiarización con el aeródromo y el otro era el piloto instructor.Durante el primer contacto con la torre de Pokhara, el controlador aéreo asignó la pista 30 para aterrizar. Pero durante las últimas fases del vuelo, la tripulación solicitó y recibió autorización del controlador de tránsito aéreo para aterrizar en la pista 12.Este es el tercer accidente más mortífero que se produce en el país del Himalaya, por detrás de otros dos que ocurrieron en 1992, y donde fallecieron 192 y 113 personas respectivamente.

Publicidad

También podría gustarte