HP reforesta un bosque calcinado para concienciar contra los incendios

La plantación con 2.000 árboles de un área arrasada por el fuego en Castrocontrigo (León) refrenda el compromiso de esta compañía para combatir la desertificación del planeta. Los bosques de España son el primer paso.

Hace tiempo que la Tierra muestra señales de debilidad: sequías extremas, inundaciones descontroladas, olas de calor cada vez más asfixiantes, grandes incendios forestales… Todas estas catástrofes naturales, consecuencia directa del cambio climático, afectan a las personas y ponen en serio riesgo la biodiversidad de océanos y bosques.

España no está a salvo del drama. Los datos de la Dirección General de Protección Civil referidos a septiembre confirman la fragilidad de nuestro país : un muerto, 60 heridos, 7.244 incendios registrados y casi 76.000 hectáreas quemadas, un 6% superior a la media de la última década. Las previsiones de cara a los próximos años son malas.

Si no somos capaces de frenar el calentamiento del planeta, las llamas serán cada vez más frecuentes y destructivas, y avanzará la desertificación. Un pésimo presagio para España, el segundo país europeo con mayores extensiones boscosas, solo superada por Suecia. Un 26% de las plantas y animales de nuestros bosques está hoy en estado crítico. Si la situación continúa así, la escasez de agua y la erosión del suelo se agravarán dentro de unos años, con consecuencias directas sobre el territorio.

Por eso es importante que, cuanto antes, todos pongamos de nuestra parte para garantizar la supervivencia del planeta y alcanzar los compromisos adoptados en París a través de distintas acciones, como la restauración de zonas quemadas. El papel que juegue la industria es vital. Un ejemplo es el compromiso del fabricante de impresoras y ordenadores HP por combatir la deforestación y la degradación de los montes. Una de las numerosas acciones en las que participa encaminadas en esta línea es el proyecto Recupera tu bosque, que arranca este noviembre en la provincia de León.

El drama de un pueblo

En colaboración con la Asociación Áreas Verdes, esta acción local pretender reforestar 40.000 metros cuadrados de terreno afectado por los incendios a través de la plantación de 2.000 árboles y arbustos. Durante este mes, miembros de la asociación ecologista, junto a empleados y clientes de HP, participarán en la plantación que se llevará a cabo en el municipio de Castrocontrigo (León).

Hace nueve años, las llamas arrasaron el entorno de la localidad. El fuego comenzó un 19 de agosto y se mantuvo activo durante 18 días. Fue el incendio forestal más grave de la historia reciente de la provincia, con unas consecuencias devastadoras: convirtió en cenizas 10.555 hectáreas de arbolado (el 68% de toda la que se perdió aquel año en Castilla y León) y casi 1.200 hectáreas de matorral, pastos y cultivos. Un desastre natural con pérdidas irreparables tanto desde el punto de vista forestal como para la economía local, dedicada hasta entonces al sector de la resina, la apicultura y la micología. La tragedia agravó aún más la despoblación rural que históricamente sufre esta zona, con el consiguiente abandono de los bosques debido al desaprovechamiento forestal.

Junto a la reforestación de las cuatro hectáreas en Castrocontrigo, se realizarán campañas de concienciación sobre la importancia de proteger y cuidar el patrimonio forestal para las futuras generaciones. La acción local se enmarca dentro de la estrategia internacional de HP denominada Bosques Sostenibles (Forest Positive), a favor de un abastecimiento responsable para el negocio de la impresión. Ya en 2016, HP consiguió su objetivo de deforestación cero para el papel de su marca. Cuatro años después, la compañía alcanzó este hito para el embalaje empapelado de sus productos. Además, el papel que utiliza la empresa está certificado por el sello FSC que garantiza una gestión sostenible de los bosques en relación a la obtención de este material.

En esta misma línea, la marca lanzó en 2019 la iniciativa Colaboración de Bosques Sostenibles (Sustainable Forests Collaborative), a favor de un futuro forestal positivo para el negocio de la impresión. Al concluir 2020, la empresa había reforestado un millón de árboles en todo el mundo. HP también se ha unido a la iniciativa del Foro Económico Mundial, un movimiento global para conservar, restaurar y cultivar un billón de árboles hasta el año 2030.

Aquel desastre natural acarreó pérdidas irreparables tanto desde el punto de vista medioambiental como para la economía local, dedicada hasta entonces al sector de la resina, la apicultura y la micología

Los bosques son una parte esencial para mantener el equilibrio de nuestro ecosistema. Al desaparecer las especies animales y vegetales que regulan los procesos naturales, la biosfera está en serio peligro. Por eso es importante que todos, a nivel individual y como sociedad, conservemos nuestros bosques lo mejor posible y contribuyamos así a prevenir la deforestación. Basta con repasar este decálogo para darnos cuenta del enorme reto que tenemos por delante.

  • Los bosques tienen un gran impacto en el aire que respiramos, los hábitats para la vida silvestre y los medios de subsistencia de las comunidades de todo el mundo.
  • Son sumideros naturales de CO₂. Es decir, producen oxígeno, purifican el aire y crean microclimas locales que ayudan a disminuir en varios grados las altas temperaturas del verano.
  • Son fundamentales para la supervivencia humana, así como para proveer de materiales a nuestras actividades. Por ejemplo, en invierno, proporcionan madera seca para calefacción a los habitantes que los mantienen.
  • Regulan el ciclo del agua: recargan arroyos, ríos, fuentes y manantiales. Además, previenen riadas, escorrentías e inundaciones.
  • Con su materia orgánica fertilizan las tierras bajas y las hacen útiles para la agricultura.
  • Tienen un impacto paisajístico positivo, fomentan el turismo y atraen durante todo el año a visitantes.
  • Protegen el suelo, evitan la erosión y la pérdida de terreno fértil, y son refugio y alimento para la fauna local y migratoria.
  • Casi la mitad de los bosques del mundo están amenazados por la deforestación. Esto representa un gran riesgo para la biodiversidad, el agua, las personas y las empresas que dependen de ellos.
  • Las soluciones responsables y comprometidas con la naturaleza, como la gestión sostenible de la tierra y la protección y restauración de los bosques, pueden contribuir a limitar un 30% los gases de efecto invernadero. Evitar estas emisiones es fundamental para combatir el cambio climático y cumplir el objetivo del Acuerdo de París, que pasa por impedir que la temperatura global del planeta suba 1,5°C en 2050.
  • Los bosques van más allá de una mera alineación de árboles, ya que son testigos de nuestra historia y forman parte de nuestro patrimonio.
También podría gustarte