Publicidad

Los pros y los contras

·        Los puntos a favor y en contra de las reformas constitucionales

·        ¿Un maquiavélico distractor de otros temas de la agenda política?

·        Falta ver que es lo que van a aprobar los legisladores

Por Miguel Ángel Cristiani G.

¿Cuáles son algunos de los pros y los contras planteados por las propuestas de reformas a la constitución?

¿Cuáles podrían ser aprobadas por los legisladores?

¿Se trata de un distractor para evadir la atención y la agenda política de otros temas como son la corrupción y las obras inconclusas del sexenio?

Lo cierto es que las reformas constitucionales propuestas por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), son un conjunto de 18 iniciativas que buscan modificar diversos aspectos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como dos reformas legales secundarias. En total veinte reformas.

Estas reformas abarcan temas como los derechos sociales, el sistema electoral, el salario mínimo, la energía eléctrica, la Guardia Nacional, los organismos autónomos, las consultas populares, el maíz transgénico, el fentanilo, los vapeadores, entre otros.

Algunos de los pros de estas reformas son:

  • Garantizar el acceso a programas sociales como la pensión para adultos mayores, las becas para jóvenes, el apoyo a los campesinos y la atención médica universal y gratuita.
  • Prohibir el maíz transgénico y el fracking, que son prácticas nocivas para el medio ambiente y la salud pública.
  • Establecer que el salario mínimo nunca sea inferior a la inflación, para evitar que pierda poder adquisitivo.
  • Reducir el financiamiento a los partidos políticos y las estructuras burocráticas de las instituciones electorales, para generar ahorros y combatir la corrupción.
  • Eliminar el fuero al presidente de la República, para que pueda ser juzgado por cualquier delito.

Algunos de los contras de estas reformas son:

  • Desaparecer los organismos autónomos, que son entidades que tienen autonomía técnica, operativa y financiera, y que se encargan de regular y supervisar sectores clave como la competencia económica, los derechos humanos, la transparencia, la educación, la energía y las telecomunicaciones.
  • Transferir la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional, lo que implica una mayor militarización de la seguridad pública y una posible violación de los derechos humanos.
  • Reformar la ley eléctrica, que favorece a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y desincentiva la generación de energías limpias y renovables.
  • Modificar el sistema de consultas populares, para que baste con un 30% de participación para obtener un resultado vinculante, lo que puede facilitar la manipulación y el uso político de este mecanismo.
  • Elegir a los jueces y magistrados por voto popular, lo que puede poner en riesgo la independencia y la imparcialidad del Poder Judicial.

El balón está ya en la cancha legislativa, en la Cámara de Diputados y el Senado, ahora falta ver que es lo que se va a aprobar.

Nada más como dato adicional, durante todo el sexenio de AMLO que ya está por concluir presentó 23 iniciativas de reformas a la constitución y ahora que faltan unos meses manda un paquete con todo lo que no hizo en los últimos años.

Para más información consulta nuestr

Publicidad

También podría gustarte