Publicidad

Plataforma abre sus puertas con “Futuro Enterrado” y la Colección Suro

El nuevo espacio para el arte contemporáneo, Plataforma (Av. Vallarta 1246, Colonia Americana), abrió sus puertas al público este domingo 4 de febrero con dos proyectos artísticos, la exhibición “Futuro Enterrado” de la artista Cynthia Gutiérrez en el primer nivel y la Colección Suro en el segundo nivel de dicho inmueble.

null

Dentro del ciclo “Una conciencia situada de habitar la Tierra”, cuya curaduría es del español Agustín Pérez Rubio, quien estará durante este 2024 a cargo de las muestras que se presenten en Plataforma, como “Futuro Enterrado” de la artista Cynthia Gutiérrez, precisamente es ella quien habla con EL INFORMADOR sobre su proyecto.

null

“Hay 20 obras que forman esta instalación, la cual fue pensada específicamente para Plataforma y también desde el crecimiento desmesurado de las ciudades que están orillando a algunas culturas originarias a migrar. Entonces, la idea es hacer esta especie de ficción, generar una especie de museo etnográfico o arqueológico en donde la tierra es el principal objeto que te encuentras”.

En ese sentido, está el barro también, que puede entenderse como un elemento de construcción o de generador de vida, o también la representación de una tierra erosionada y estéril. “Entonces, en el espacio (la sala) no sabes en qué tiempo estás, si los objetos que hay son del pasado, porque de pronto te encuentra tarjetas de computadora, desechos de varios tipos, como plásticos, fibras y textiles, así que para mí era como esta idea de redibujar el pasado y desdibujar el futuro, o desenterrar un futuro en el pasado, porque éste como se proyectó hace mucho ya no puede existir”.

Dentro de la muestra, por ejemplo, hay tres figuras que son deidades de la lluvia, “pero son una hibridización de varias deidades, tomo imágenes distintas de Tláloc o Pitao Cocijo, por ejemplo, y con ayuda de la inteligencia artificial y de la suma de muchas imágenes y descripciones, se arrojan otras más y a partir de eso yo hago otras interpretaciones”. Estas piezas son de barro y constantemente les cae una gota de agua, lo que hará que se erosionen y oxiden también el metal donde están puestas, donde justo “ese oxido va a ensuciar al pedestal blanco y va a regresar a la tierra de alguna manera”.

Confiesa Cynthia que en su trabajo le interesa mucho romper los límites. “Hablar por ejemplo de cómo se validan los objetos cuando están dentro de un museo sobre un pedestal pulcro blanco y hablar también de estos elementos que la modernidad utiliza para abordar estos objetos que pertenecen a otro contexto y que tienen otra historia”. “Futuro Enterrado” estará abierta al público hasta el mes de mayo.

Confiesa Cynthia Gutiérrez que en su trabajo le interesa mucho romper los límites. EL INFORMADOR / H. Figueroa 

Entre la coincidencia y la divergencia

Por otro lado la Colección Suro presenta“Coincidencias/Divergencias”. Se explica que varios artistas contemporáneos han pasado por la fábrica Cerámica Suro en Tlaquepaque (fundada en 1951), dejando tras de sí, destellos de creatividad y deseo materializados. “Cimentadas en técnicas tradicionales de cerámica, estas piezas emergen de coordenadas de subjetividades singulares. Sin embargo, reunidas en diálogo, emanan un sutil halo de conectividad e imbricación”.

Es así que “Convergencias/Divergencias” invita a descubrir un lenguaje visual desarrollado desde una colectividad de artistas conceptualmente heterogéneos, que convierten un supuesto abismo, en un mítico paisaje. Los artistas presentes en esta exhibición son: Renata Petersen, Erika Verzutti. Ghada Amer, Gelitin, Ale Laviada, Cristóbal Gracia y Olaf Breuning. En este momento hay 20 piezas en exhibición, pero las obras estarán rotando cada cuatro meses aproximadamente.

José Noé Suro, propietario de la colección junto con su esposa Marcela Preciado, apoyan a los artistas emergentes, así que las piezas que ahora se concentran en la muestra son muy distintas entre sí, cada una con su propio contexto.

Un proyecto en crecimiento

Nidia Elorriaga, líder del proyecto que engloba Plataforma, destaca que un punto importante de este foro es que toda la gente pueda disfrutar de un espacio con diferentes artistas que va a estar cambiando continuamente. “La gente está respondiendo muy bien y está acudiendo, éste es su espacio y su casa”.

También reitera que la intención de Plataforma es que haya artistas de la República Mexicana, “y en algún punto intervenir con algunos artistas de otros países para enriquecernos y traerle a la ciudad un poquito de lo que se trata el arte”.

En el lugar en el que hoy se encuentra Plataforma había una funeraria. “Todo era oscuro (con el fin) de velar, pero a la hora de que se quitó la parte de enfrente, que eran puras cruces, entró una luz impresionante y descubrimos que sí era el lugar que queríamos”. Sergio Ortiz, recuerda “es el maestro de esta intervención arquitectónica y lo hizo muy bien, se rescató todo lo que se pudo del edificio”.

Publicidad

También podría gustarte