Se incrementan a 18 las muertes por meningitis; “es un infierno”

Durango, Dgo. Es “un infierno”. Así definen su situación las familias de las personas afectadas por meningitis, presuntamente de origen micótico, y así se lo hicieron saber ayer a Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

El miedo y las dudas sobre lo que vendrá es la constante porque no saben si sus pacientes lograrán superar la infección, si podrán reintegrarse a sus actividades normales, o si, como les han comentado, persistirá el riesgo de una recaída.

“¿Y los bebés que ya se quedaron huérfanos? ¿Les darán becas?”

En tanto, la Secretaría de Salud de Durango informó de la decimoctava muerte por meningitis en la entidad, una jovencita de sólo 19 años de edad, Kassandra, quien se encontraba en terapia intensiva desde hacía dos semanas y media.

Con ella suman 18 defunciones, todas en noviembre, 68 casos positivos, 10 mujeres en terapia intensiva y 30 con sospecha de tener la enfermedad que afecta el cerebro.

Por la noche, en conferencia, el gobernador de Durango, Esteban Villegas, informó que en acuerdo con las instituciones de salud, las enfermas se concentrarán en el Hospital General 450. Con ese fin, la Federación apoyará con más especialistas para garantizar la atención las 24 horas del día.

Ahí, López-Gatell señaló que se identificó a mil 400 mujeres que desde mayo acudieron a alguno de los cuatro hospitales para recibir atención médica. Dijo que se les da seguimiento, además de que otro acuerdo con los expertos en el área es que se administre un tratamiento preventivo de la infección.

Alejandro Svarch, titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), informó que se identificaron ocho lotes de anestésicos probablemente relacionados con la contaminación micótica. Ya hay un primer bloque de resultados sobre eficacia y calidad.

La próxima semana, resultados de laboratorio
Sobre la seguridad, es decir, la fabricación, reconoció que se utilizará un método de biología molecular que fue compartido por los Centros de Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) de Estados Unidos. Los resultados se tendrán la próxima semana, pero la investigación continúa sobre otros aspectos.

Antes, a media tarde y durante más de una hora, el subsecretario, que vino por primera vez desde que surgió este problema de salud, atendió las preguntas de madres y esposos de las pacientes que se encuentran internadas en los hospitales de la Secretaría de Salud (Ssa) y de los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) en esta ciudad.

López-Gatell confirmó que, con base en la experiencia de Estados Unidos en 2012, cuando hubo un brote de meningitis causado por otro hongo, los afectados estuvieron en seguimiento durante los siguientes dos años y medio.

No será rápida la solución médica ni la investigación judicial, advirtió.

Anunció que los CDC también hicieron la transferencia tecnológica al Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológica (Indre) de una prueba de PCR con mayor sensibilidad para identificar el hongo Fusarium solani, el cual se encontró como probable causante de la infección en cuatro hospitales privados de esta ciudad y en personas, quienes fueron sometidas a cirugías con anestesia espinal (bloqueo).

Con el examen de biología molecular el tiempo para el diagnóstico disminuye, lo que es relevante porque mientras más temprano se confirme la presencia del microbio, los resultados serán mejores para los pacientes, explicó el subsecretario.

El encuentro con los familiares se realizó en el auditorio del Hospital General 450 de la Ssa y también estuvieron presentes los directores médicos del IMSS e Issste, Célida Duque y Ramiro López, así como los titulares de la Cofepris y de la Comisión Coordinadora de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, Gustavo Reyes Terán, entre otros.

Emanuel dio uno de los testimonios más dolorosos. Su esposa está internada desde el 6 de noviembre. Llegó muy grave. “No ha visto a su bebé. Es muy triste. Yo estoy todo el día en el hospital con ella y en las noches llego a abrazar a mi bebé. Esa ausencia no se la deseo a usted ni a nadie”.

También podría gustarte