Publicidad

Un tiroteo, un video y otras claves del asesinato de estadounidenses

Estas son las claves del secuestro de cuatro ciudadanos estadounidenses en Matamoros, Tamaulipas, hecho que provocó la alerta de las autoridades de México y Estados Unidos. Todo inició con una persecución y una balacera.

Día 1: Balaceras en Matamoros

 

El pasado 3 de marzo, una mujer perdió la vida luego de ser alcanzada por una bala perdida durante una persecución y balacera en calles de Matamoros, Tamaulipas.

Durante ese viernes, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, se suscitaron dos incidentes armados entre personas civiles no identificadas, lo que provocó pérdidas de vidas humanas y lesionados.

Trascendió que civiles armados viajaban en una camioneta blanca cuando fueron interceptados por elementos de la Guardia Nacional, lo que provocó una persecución y balacera en las principales calles de la ciudad. El vehículo terminó chocando con una camioneta roja.

Por los hechos, el Consulado de Estados Unidos en Matamoros emitió una alerta para que los ciudadanos y empleados de su gobierno eviten “hasta nuevo aviso” la zona.

Día 2: Delincuentes limpian sus escenas del crimen.

Luego de los hechos de violencia, se divulgaron en redes sociales videos donde se logra apreciar la persecución entre los civiles armados y elementos de seguridad, además de grabaciones donde los presuntos delincuentes levantan los cuerpos de las víctimas, los cuales suben “como bultos de basura” a la parte trasera de una camioneta.

Lo anterior a plena luz del día y a la vista de varios automovilistas, quienes intentan esquivar la escena.

Más tarde se tendría conocimiento de que dicha grabación correspondería al secuestro de cuatro ciudadanos estadounidenses.

Día 3: Reportan secuestro de cuatro ciudadanos estadounidenses

El domingo 5 de marzo, el Buró Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés) informó sobre el secuestro de cuatro ciudadanos estadounidenses luego de que hombres armados abrieron fuego contra el vehículo en el que viajaban en la ciudad de Matamoros, a donde habían llegado el viernes provenientes de Brownsville, Texas.

Oliver Rich, agente especial a cargo de la División de San Antonio del FBI, informó que se estaba buscando ayuda del público para identificar al responsable de la agresión ocurrida el pasado 3 de marzo. Además, se ofreció una recompensa de 50 mil dólares por el regreso de las víctimas y el arresto de los responsables.

De acuerdo con las autoridades, las víctimas conducían una furgoneta blanca con placas de Carolina del Norte cuando un grupo de hombres armados no identificados les disparó. Luego los metieron en otro vehículo y se los llevaron.

En redes sociales circuló el video que muestra el momento exacto en que ocurre el secuestro, mismo que se informó forma parte de las investigaciones del FBI.

En la grabación se ve a hombres armados subir a una mujer, quien al parecer está amarrada, a una camioneta para después subir a otra persona que parece inconsciente. Además, se observan a otras personas tendidas en el piso.

El hecho fue condenado por la Casa Blanca y mereció que el Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmara que se colabora para dar con el paradero de los ciudadanos de Estados Unidos.

Día 4: Identifican a ciudadanos estadounidenses secuestrados.

Luego de que medios estadounidenses identificaran a los cuatro ciudadanos que fueron secuestrados, familiares difundieron fotografías de ellos.

Las cuatro víctimas fueron identificadas por la cadena ABC News como: Latavia “Tay” McGee, Shaeed Woodard, Zindell Brown y Eric James Williams.

De acuerdo con Barbara Burgess, de 54 años y madre de Latavia, su hija viajó a Matamoros acompañada de su primo Shaeed para someterse a un “procedimiento médico cosmético”. Los otros dos secuestrados, dijo Burgess, son amigos de su hija.

A través de redes sociales familiares divulgaron fotografías en donde exhortan a las autoridades de Estados Unidos a no parar con su búsqueda.

El lunes, Zalandria Brown dijo que estuvo en contacto con el FBI y funcionarios locales después de enterarse que su hermano menor, Zindell, es una de las cuatro víctimas.

“Esto es como un mal sueño del que desearías poder despertar”, dijo en una entrevista telefónica con Associated Press. “Ver a un miembro de tu familia tirado en la parte trasera de un camión y arrastrado es simplemente increíble”.

Cártel del Golfo, detrás del secuestro de estadounidenses
El lunes 6 de marzo, medios estadounidenses informaron que una facción armada del Cártel del Golfo estaría detrás del secuestro de los cuatro ciudadanos en Matamoros.

De acuerdo con varios medios, sicarios del Grupo Escorpión atacaron a las víctimas y luego se las llevaron.

Dicho grupo, también conocido como “Escorpiones”, fue creado por Antonio Ezequiel Cárdenas Guillén, conocido como “Tony Tormenta”, líder del Cártel del Golfo, a modo de guardia personal.

Este grupo de sicarios, además de ayudarle a escapar, también se ha utilizado para combatir a Los Zetas.

Día 5: Localizan a ciudadanos secuestrados.

La mañana de este martes, el gobernador Américo Villarreal informó que fueron localizados los cuatro ciudadanos estadounidenses que fueron secuestrados por un grupo del crimen organizado en Tamaulipas; dos con vida y lamentablemente dos fallecidos.

LEE: Tras asesinato de estadounidenses, Ken Salazar urge a actuar contra cárteles
Las víctimas fueron localizadas en una casa de seguridad en un lugar conocido como La Lagunota en el ejido El Tecolote, ubicado en el municipio de Matamoros.

Posteriormente se reportó que corporaciones federales y estatales, con personal del Consulado de Estados Unidos en Matamoros, entregaron en puente internacional a los dos ciudadanos que sobrevivieron.

Fuentes estatales confirmaron que en el caso de las dos personas fallecidas se seguirán los protocolos de repatriación.

Los estadounidenses fueron identificados por sus familiares: se trata de una madre de seis hijos, que viajaba para someterse a un procedimiento médico, acompañada de tres amigos.

Latavia “Tay” Washington McGee, de 33 años, condujo a México con Shaeed Woodard, Zindell Brown y su amigo Eric Williams para el procedimiento, pero nunca llegó a su cita con el médico el viernes, dijo a la cadena CNN su madre, Bárbara Burgess.

El vocero del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price, confirmó que Latavia McGee y Eric Williams sobrevivieron al ataque, mientras que Shaeed Woodard y Zindell Brown murieron, por lo que sus cuerpos serán repatriados a los Estados Unidos.

Hay una persona detenida por el secuestro de estadounidenses.

Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad, informó que una persona fue detenida por el caso de secuestro de cuatro estadounidenses.

Por su parte, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no habrá impunidad en este caso y se detendrá a los responsables.

“Se van buscar a los responsables, se va a castigar, como se hizo cuando asesinaron a mujeres y niños en Bavispe de la familia Lebarón, Landford y Miller y se detuvo a los involucrados”.

Publicidad

También podría gustarte