Publicidad

…Y a estas alturas, nadie en el mundo sabe el origen del covid-19

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha insistido en que “todas las hipótesis sobre el origen del coronavirus siguen sobre la mesa”.

Así se ha pronunciado Tedros este viernes en rueda de prensa desde Ginebra (Suiza) tras las acusaciones de varias entidades de Estados Unidos de que “muy probablemente un posible incidente de laboratorio” en Wuhan (China) fue el origen de la pandemia de covid-19.

Los comentarios el director del FBI, Christopher Wray, se produjeron dos días después de que el Departamento de Energía (DOE, por sus siglas en inglés) publicase un informe en el que determinaba con “baja confianza” que una fuga de un laboratorio fuese el responsable del inicio de la pandemia.

 

 

Sin embargo, la Casa Blanca evitó confirmar la posición de la Administración Biden respecto al informe del DOE, después de que Pekín le recriminase la politización del virus.

Al hilo, Tedros ha lamentado que la “continua politización de la investigación de los orígenes ha convertido lo que debería ser un proceso puramente científico en un futbol geopolítico”. “Esto no hace sino dificultar la tarea de identificar los orígenes. Y eso hace que el mundo sea menos seguro”, ha denunciado.

 

En cualquier caso, ha insistido en pedir a China “que sea transparente a la hora de compartir datos, y que lleve a cabo las investigaciones necesarias y comparta los resultados”. Por ello, ha recordado que ha escrito a dirigentes chinos “de alto nivel” y ha hablado con ellos “en múltiples ocasiones, hace tan solo unas semanas”.

Tedros también ha vuelto a negar que la OMS haya abandonado los estudios sobre el origen del virus: “Quiero dejar muy claro que el trabajo de la OMS para identificar los orígenes de la pandemia de covid-19 continúa, contrariamente a los recientes informes de los medios de comunicación y los comentarios de los políticos”.

Así, ha pedido que “si algún país tiene información sobre los orígenes de la pandemia, es esencial que la comparta con la OMS y la comunidad científica internacional”. “No para culpar a nadie, sino para avanzar en nuestra comprensión de cómo empezó esta pandemia, de modo que podamos prevenir, prepararnos y responder a futuras epidemias y pandemias”, ha remachado.

Hace dos semanas, tanto Tedros como la doctora Maria Van Kerkhove, epidemióloga líder de la OMS, negaron que se hubiera abandonado la investigación para conocer los orígenes de covid-19 en China, tal y como aseguraba un artículo publicado en la revista ‘Nature’.

La publicación científica apuntaba que la OMS había “dado carpetazo discretamente” a la segunda fase de su investigación sobre los orígenes de la pandemia, alegando “las dificultades para llevar a cabo estudios en China”.

Van Kerkhove negó categóricamente esta información. “Se trata de un error de información que es realmente preocupante porque está provocando algunos titulares que son inexactos. Creo que debemos dejar perfectamente claro que la OMS no ha abandonado el estudio de los orígenes de covid-19. No lo hemos hecho. Y no lo haremos”, defendió.

En enero de 2021, la OMS organizó un equipo internacional de expertos para investigar el origen del virus en Wuhan (China), donde se detectó por primera vez. En colaboración con investigadores chinos, el equipo llevó a cabo una revisión inicial.

Después de realizar esta primera investigación, el equipo de expertos publicó un informe en marzo del mismo año, en el que se presentaban cuatro posibles escenarios sobre cómo el virus podría haber surgido. Según el informe, el más probable era que el virus se propagara de los murciélagos a los humanos, posiblemente a través de una especie intermediaria.

La fase inicial de la investigación sentó las bases para una segunda fase de estudios más detallados destinados a determinar con mayor precisión lo que ocurrió en China y otros lugares en relación con el origen del virus. Sin embargo, hasta ahora esta segunda fase no se ha producido.

Van Kerkhove aseguró, no obstante, que la OMS sigue previendo “múltiples misiones” tanto a China como a otros lugares para realizar “varios tipos de estudios” sobre el origen del virus. “Necesitamos conocer los orígenes de los animales sospechosos, información sobre el comercio de animales salvajes, los mercados…”, ejemplificó.

Por tanto, sostuvo que, al contrario de lo que afirma el artículo en ‘Nature’, no se ha producido “ninguna ocultación silenciosa de ningún plan”. “Hemos sido y seguimos siendo abiertos y transparentes. No pararemos hasta comprender los orígenes de esto”, reiteró.

Tedros resaltó que saber el origen del virus es “científica y moralmente correcto”. En primer lugar, detalló que científicamente es necesario “para prevenir la próxima pandemia”. Y en el terreno moral porque “millones de personas perdieron la vida”. “El mundo entero fue tomado como rehén por un virus. Es moralmente muy importante saber cómo perdimos a nuestros seres queridos”, añadió.

 

Publicidad

También podría gustarte